Barañáin: geografía e historia

 
Barañáin es un municipio de 130 hectáreas (1,31 km2), situado a 3 km. del centro de la capital navarra. El terreno lo forma básicamente una planicie elevada situada parcialmente entre los ríos Elorz y Arga. Geográficamente está integrado en la misma terraza fluvial sobre el río Arga en la que se asienta el centro de Pamplona, unida a ella a través del istmo de Irunlarrea.
Actualmente cuenta con dos accesos, uno desde la zona hospitalaria por la Avenida de Barañáin y otro desde la zona de Mendebaldea a través de la calle Ermitagaña y desde el polígono de Landaben por la calle Miluze.
Geomorfológicamente la mayor parte del territorio está ocupado por margas (Eoceno Medio y Superior y comienzos del Oligoceno), aunque algunas zonas están cubiertas por depósitos cuaternarios de terraza y pequeños glacis.
Sus límites son, al norte el río Arga, situado bajo el corte brusco de las ripas margosas y al noroeste el barranco que baja a Miluce. El sur y el oeste están limitados por el comienzo de la depresión del río Elorz. Los vecinos administrativos son: Arazuri (Cendea de Olza), Ermitagaña, Irunlarrea y Echavacoiz (barrios de Pamplona) y Cizur Mayor (Cendea de Cizur).
El clima y vegetación originarios -bosque mixto de robles y encinas-, hoy prácticamente desaparecido, corresponden a la zona de transición entre el Atlántico y el Mediterráneo. El clima, submediterráneo, viene caracterizado por una pluviometría de 800 litros por metro2 al año y una temperatura media anual de 12'5o C. Presenta un ritmo térmico estacional muy contrastado: 11'1o C en primavera; 19'5o C en verano; 12'8o C en otoño y 4'4o C en invierno. Por su posición en lo alto de un barranco está muy expuesto a los vientos, sobre todo el del noroeste.
La altura sobre el nivel del mar oscila entre los 400 metros del río Arga y los 441 del IES Barañáin, presentando un relieve bastante llano en la mayoría del término municipal, salvo los acantilados y la depresión sobre el río Arga.
Barañáin ha tenido como nombre BARAYNIN, BARANIEN, BARANYAIN y ahora Barañáin; todos significan "en el llano".
Desde la prehistoria hubo asentamientos humanos estables, según lo atestiguan las piezas de sílex halladas en su territorio.
En Barañáin, a finales del siglo IV, se construyó una villa romana dedicada a la explotación agraria con carácter autosuficiente.
En la Edad Media las familias de Barañáin ocupaban el último escalón social como meros habitantes o moradores; es decir, colonos carentes de casa y bienes propios, sin derecho a vecindad. La catedral de Pamplona y los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén poseían heredades en su término desde el siglo XII. En 1244 el pueblo estaba constituido por el convento de las monjas de San Agustín.
La iglesia de San Esteban situada en el antiguo núcleo de población data de del siglo XVI.
De las 15 viviendas existentes en Barañáin en 1723, dos eran de la iglesia Parroquial de San Lorenzo de la ciudad de Pamplona, una de la Vicaría de esta parroquia y las 12 restantes del colegio de la compañía de Jesús.
En 1802 tenía una presa, con molino y batán, sobre el Arga, batán que pertenecía a la casa de Misericordia de Pamplona y estuvo en funcionamiento hasta 1850.
A mitades de 1960 se inició un rápido crecimiento urbano que transformó la pequeña localidad -no tenía más de 100 habitantes- hasta convertirla, dos décadas después, en la tercera población de Navarra por número de habitantes.
El 28 de diciembre de 1984 se proclamó su segregación de la Cendea de Cizur  constituyéndose en un municipio independiente.